12 agosto 2019
Estrategias

No le creas a los chantas!

Hola

Hace poco tuve una conversación en un grupo de WhatApp sobre las predicciones en los mercados financieros de algunos “gurúes” (ya hemos hablado de “esa” empresa en particular en este enlace). Mi respuesta fue categórica

Los gurúes jamás podrán hacerlo mejor que el promedio

Por supuesto, algunos se sintieron ofendidos pues contratan sus servicios de predicción para sentir que lo están haciendo bien a pesar de que la evidencia muestra lo contrario.

Te muestro algunos ejemplos sobre lo anterior

Ejemplo 1: Rendimiento de los bonos de Estados Unidos

La siguiente imagen muestra los resultados de una encuesta realizada por el Wall Street Journal en enero de 2019 a varios economista donde se les pedía que dijeran en qué valores estaría el rendimiento de los bonos de estados unidos a mediados de año y a finales de año. En negro está el valor real del rendimiento de los bonos

Absolutamente nadie predijo bien el rendimiento de los bonos.

Ejemplo 2: Predicciones para la bolsa chilena

a fines de 2017, un titular de Economía y Negocios de El Mercurio mostraba el siguiente gran titular

y destaca lo siguiente

… Once corredoras de bolsa e instituciones financieras ajustan sus proyecciones para el selectivo accionario de cara a 2018: creen que finalizará en el rango entre los 5.800 y 6.800

¿El resultado? Miremos el gráfico del IPSA en el 2018

En el 2018 el IPSA cayó un 8%, cerrando el $5.105, muy por debajo de todas las proyecciones de los analistas… Nuevamente nadie predijo bien el resultado del IPSA en el 2018.

Y si no le creemos a las proyecciones ¿Qué hacer?

Las decisiones de inversión que tomamos con mis inversionistas no son basada en proyecciones, si no que en saber si el activo financiero que estamos comprando está a buen precio o no, pues como ya pudiste ver las proyecciones no sirven para nada.

Comprar un activo a buen precio no te garantiza que vaya a subir inmediatamente, pues incluso puede seguir bajando, pero al menos te aseguras de que compraste algo barato, y ya con eso tienes parte de un buen trabajo realizado.

En este enlace puedes ver cómo elijo yo cuándo comprar “más” acciones, comprar “lo justo y necesario” y cuándo vender “el exceso” de acciones, pero si te fijas, jamás dejo de invertir en acciones o bonos. 

Para tener éxito a largo plazo, la diversificación es clave.

¿Quieres invertir en fondos de inversión, elegir tú el riesgo, y decirle adiós para siempre a los fondos mutuos? Haz click acá y te ayudo.

¿Quieres recibir por correo cada nueva publicación de nuestro blog? Regístrate ingresando tu dirección de correo electrónico al final de esta publicación.

Que tengas buena semana.

Francisco J. Sepúlveda, Asesor de inversiones.

 

Deja tu comentario